Un cuco que sobrepasa lo grotesco.



michaelsanscuckoo2.jpg

Es increíble hasta dónde llegan esos amantes de los animales disecados. Esta pieza es un ejemplar de cuco real, disecado crucificado en la pared de forma realmente grotesca, de cuyo cuello cuelga un reloj digital.

El diseñador de la obra es Michael Sans, que se defiende de la justicia diciendo que éste ejemplar murió de causas naturales en la década de los 50, ya que el cuco es una especie protegida desde 1918 podrían caerle seis meses de cárcel y multa de 15.000$ (11.000€).

Fuente: OhGizmo!



Comentarios

Me parece que este trabajo de Michael Sans lo hará pasar a la historia de lo grotesco. Me pregunto si este es el efecto buscado por el autor. Es revulsiva su composición…

Deja tu comentario

(requuerido)

(requerido)