Mac OS X 10.5 Leopard, crónica de un Switcher



Halloween es una noche de miedo, así que para afrontarla con una sonrisa Apple nos invitó a David y a mí a la presentación oficial de su nuevo sistema operativo, el Leopard. A las 10 de la mañana del día 31 de octubre nos presentábamos en el Hotel Vincci Soho de Madrid para escuchar al Director de Marketing de Producto de Apple Europa, Erik Stannow, pero sobretodo para ver, por fin, el Leopard en funcionamiento y la verdad es que nos dejó un muy buen sabor de boca.

leopard.jpg

El bueno de Erik, en una presentación perfectamente organizada para los medios, nos habló de las novedades del Mac OS X 10.5 y nos mostró algunas demos de las características más importantes del nuevo sistema operativo de la manzana. Pero no era suficiente, teníamos que probarlo en nuestras propias carnes así que nada más llegar a casa instalamos el Leopard que nos regalaron y esta es la crónica que David ha hecho sobre su experiencia con lo último de Apple:

Soy un feliz usuario del sistema operativo de los de Cupertino desde hace relativamente poco… no hace ni 3 meses que llevo usando Tiger y eso en cualquier otro sistema operativo (no quiero decir nombres… no quiero) implicaría que aun estaría peleándome con él para cambiar el fondo de pantalla. Pero en Tiger, y ahora en Leopard, no ocurre esto, porque si tiene una característica por encima de todas (y habrá mucha gente que esté en desacuerdo) es que es muy intuitivo.

Leopard no supone una revolución con respecto a Tiger, pero es que tampoco creo que fuera necesaria. Tiger ya era superior a otros sistemas operativos (como uno de Redmond… ejem) y con esta evolución se queda un paso por delante de la competencia. Esto no quiere decir que Leopard sean 4 o 5 cambios gráficos y ya está, hay más de 300 novedades con respecto a Tiger, aunque no todas ellas con la misma importancia. De esos 300 cambios “menores” podemos concluir con que hacen que Mac OS X sea más rápido, más fácil y sobre todo mejor, porque los verdaderos protagonistas de Leopard se merecen un capítulo aparte. Vayamos uno por uno analizando estos cambios.

Time Machine
Si has estado siguiendo el tema “Leopard” habrás oído cosillas sobre Time Machine, y posiblemente te habrá pasado como a mi, que te has llevado una impresión equivocada de lo que es. Yo, en mi mentalidad de Switcher pensaba que era una restauración de sistema como la que conocemos (y que tantos problemas da) en Windows, pero estaba equivocado. ¿Y de que se trata? Pues como su propio nombre indica, de una máquina del tiempo, aunque sin condensador de flujo y esas cosas (pero Doc… has hecho una máquina del tiempo en un Delorean?!).

time-machine.jpg

Se trata de un sistema de back-up automático básicamente. Para configurar Time Machine tienes que enchufar un disco duro externo y Leopard te hace una copia de seguridad cada cierto tiempo. Entonces si al entrar en una carpeta te encuentras con que todo ha desaparecido (¿¡¿¡Quien me ha tocado el ordenador?!?!) pinchas es Time Machine y con un interfaz muy intuitivo vas “atrás en el tiempo” hasta que encuentras el punto en el que aun se encontraban allí los archivos deseados, luego es fácil recuperar tus añorados archivos.

Hasta ahí todo bien, pero yo le veo sus limitaciones. Primero es que yo, como un porcentaje muy alto de los usuarios de Mac, tengo un portátil, y lo cierto es que el sistema de tener un disco externo para tus back-up es útil en un ordenador de sobremesa, pero en un portátil puede llegar a ser un poco incómodo. Más que nada porque el ir por ahí con un disco colgando va un poco en contra del concepto portátil. Un disco por wi-fi sería la solución: tener un disco enchufado a un air-port, o a otro ordenador sería perfecto porque podrías seguir disfrutando de Time Machine sin tener que renunciar a la comodidad de un portátil. Esto ahora no es posible, pero me consta que están intentando añadir esta funcionalidad en futuras actualizaciones de Leopard.

Finder
Es otro de los elementos de Mac OS X que ha visto aumentadas sus capacidades de forma espectacular. En lo gráfico lo primero que llama la atención es que Finder toma prestado el interfaz de iTunes, y hay que decir que con mucho estilo. Yo personalmente no lo veía con muy buenos ojos, pero tras un rato de andar jugando me di cuenta que funciona perfectamente y lo uso continuamente. Entre otras cosas por las que funciona tan bien es por el nuevo Quicklook. El que haya utilizado alguna vez Cover-Flow sabe a lo que me refiero, si con música funciona bien, con el resto de los archivos no iba a ser menos. Y es ahí donde entra Quicklook, porque el potencial de de esta aplicación se despliega con Coverflow.

finder.jpg

Yo pensaba que Quicklook sería una aplicación que solo serviría para comerse recursos y ganar al final poco tiempo, pero ahora las cosas son diferentes. De un vistazo sabes lo que tiene cada archivo, y si es imposible por formato o por lo que sea presionas espacio y puedes navegar por el archivo sin necesidad de abrirlo, esto funciona con fotos, con imágenes, con música, vídeos… realmente me parece una pieza clave de este nuevo Finder.

Otra novedad en Finder es la nueva integración en las redes, mucho mejor ahora que en Tiger, que tenía sus fallos, por cierto, Quicklook también funciona con los archivos que tengas en red (aunque sea en un pc) y aunque tarda un poco más en renderizar las visualizaciones funcionan a la perfección. Spotlight, sin ser una aplicación exclusiva de Finder también ha mejorado su funcionamiento pudiendo realizar búsquedas impresionantemente rápidas también en la red, además de poder guardarlas… Hay quien dice que con el nuevo Spotlight aplicaciones de terceros como Quicksilver carecen de sentido, yo tengo que decir que desde la distancia (no creo que haya explotado ni el 20% de las posibilidades de Quicksilver) es un poco exagerada esta afirmación. Uno es un buscador y otro es un lanzador de aplicaciones, aunque tengan características parecidas no creo que haya que prescindir de ninguno de ellos. Realmente Finder ha dado un salto cualitativo muy interesante con Leopard.

Spaces
Una utilidad que no le sonará a nueva a los usuarios de Linux. Mediante Spaces puedes tener varios escritorios virtuales para poder repartir entre ellos las diferentes facetas que puedes encontrar en tu Mac. Hay gente que no le encuentra la utilidad a Spaces funcionando tan bien como funciona Exposé, pero lo cierto es que cuando tienes varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo, Exposé no se muestra lo suficientemente potente como para gestionar todas las ventanas, no porque vaya a saltos ni nada, si no porque no hay espacio físico para tener todas las aplicaciones abiertas.

spaces.jpg

Con Spaces esto no pasa, tu puedes tener hasta 16 escritorios diferentes y navegar a través de ellos con la tecla F8 y con los cursores. Personalmente no se que mente calenturienta debe necesitar 16 escritorios diferentes para lo que esté haciendo, pero ahí está para el que lo use o sienta curiosidad sencillamente. Presionando F8 te lleva a una “vista de pájaro” en la que ves en una cuadrícula los distintos escritorios y además puedes hacerles interactuar entre ellos. Pasar una aplicación de un escritorio a otro desde la Bird’s Eye es tan fácil como pinchar y arrastrar hasta el sitio deseado. Aunque no es que tengas escritorios diferentes (porque las aplicaciones lanzadas siguen estando abiertas en el resto de escritorios) se muestra como una opción interesante cuando se acumulan las ventanas y no posees una pantalla de 24″ o cuando te agobias al ver como te atacan 8 aplicaciones a la vez.

iChat
Tengo que decir que es el gran desconocido para mi de Mac OS X. Seguramente sea una aplicación muy potente, pero al ser incompatible con el formato tan universalmente extendido como puede ser MSN Messenger. Y es que al final tu tienes el cliente de mensajería que tienen tus amigos/compañeros. Por eso todas las nuevas funcionalidades que trae iChat aunque sean muy interesantes y divertidas no tienen tanta importancia como se le quiere dar.

ichat.jpg

Cabe destacar las nuevas funciones de uso de escritorios remotos y de presentación de archivos para tus contactos, por lo que iChat es algo más que una red social. Como ya he comentado antes, hasta que los chicos de Apple no quieran integrar compatibilidad con otras redes aparte de AOL seguiremos usando (por mucho que nos pese) otro tipo de redes. Pero no os preocupéis, no hace falta instalarse el socorrido MSN Messenger para Mac, Adium, que prepara su nueva versión con video-conferencia se muestra como una alternativa muy interesante (mucho más que messenger para Mac). Que dura es a veces la vida de un Switcher entre “peceros”.

Mail
Posiblemente sea una de esas aplicaciones “tipo” de esta actualización a Leopard, porque lo que le ha pasado a Mail, le ha pasado en general a muchas otras aplicaciones de Mac OS X. Mail no presenta ninguna revolución, ni mucho menos, lo que si hace es mejorar sutilmente en muchos aspectos. Por ejemplo ahora incorpora un lector RSS, muy útil que hace su trabajo correctamente, la verdad es que tener las RSS y el correo en la misma aplicación es un acierto.

mail-leopard.jpg

Luego las plantillas para correos son de estas cosas que tiene Mac OS X que a lo mejor no son totalmente necesarias, pero que resultan de mucha utilidad en un momento dado. Algo parecido pasa con el sistema de notas y “to do” incorporado a Mail también, solo que a mi se me antoja un tanto innecesario teniendo otras aplicaciones en Leopard que tienen un resultado parecido.

Lo que sí me llamó poderosamente la atención es el sistema de etiquetas inteligentes. Tú cuando recibes un correo y pasas el cursor por encima de un nombre Leopard te lo reconoce y te da diversas posibilidades, entre ellas el añadirlo como un contacto nuevo en la agenda. Y no solo eso, también reconoce fechas que puede añadir a iCal como eventos. Cuando ya estaba que no me lo creía era cuando vi que era capaz de reconocer direcciones y mostrártelas en Google Maps. Es cierto que en español no funciona tan bien como debería, pero estoy seguro que eso cambiará en futuras actualizaciones.

Y es que esto es Leopard, esto y otras 300 novedades más que deberíais descubrir por vosotros mismos. Es cierto que se ha hablado demasiado de Leopard para lo que al final ha sido, pero estoy seguro que no va a defraudar a nadie. Al menos a mí, como Switcher, me han convencido, y como a mí a más de dos millones de personas que han adquirido ya el sistema operativo de la marca de la manzana.

Queremos terminar agradeciendo a Paco Lara, el responsable de comunicación de Apple España, la invitación al evento.

Artículos relacionados
Video del OQO ejecutando Leopard Han conseguido hackear el sistema operativo de Apple para que pueda funcionar sobre el pequeñísimo...
“Time Capsule”, copias de seguridad en Mac   Time capsule (Cápsula del tiempo en inglés), es un nuevo producto de la marca Apple, se sincroniza...
En mayo tendremos el iPhone 3G en España exclusivo con Movistar Como ya venían apuntando todos los rumores, Movistar será el privilegiado de tener la exclusividad...
Mini ordenador sobremesa de Everex Lo primero que se me ocurrió al ver esta imagen es que estaba delante de una pantalla de MacOS X Leopard,...


Comentarios

Ningun comentario.

Deja tu comentario

(requuerido)

(requerido)