El problema de los móviles con tarifas no planas de datos



A día de hoy, casi cualquier móvil tiene 3G así que tenemos que pensar en una tarifa de datos, pero ¿cuál? Hay dos opciones globales, o la clásica tarifa plana de entre 10 y 18 euros que te permite navegar sin límite de descarga pero con reducción de velocidad a partir de cierto volumen, o bien, tarificación por bloques que no tiene ni límites ni reducción de velocidad.

Pero vamos con datos. Si cogemos la tarifa plana de Internet de Vodafone (por ejemplo), vemos que cuesta 12€/mes, sin VoIP, sin P2P, sin poder utilizar el móvil como modem y con reducción de velocidad a 64 kbps a partir de 150 MB consumidos. Ahora echamos un vistazo a la de Simyo (para altas anteriores al 4 de febrero) y tenemos que hasta 500 MB/mes pagamos 5€, si nos pasamos, volvemos a contar otros 500 MB a 5€ y así todo lo que queramos, sin reducción de velocidad, con VoIP, con P2P…

Entonces, por lo que me cuesta la tarifa plana de Vodafone navegando 150 MB a 3.6 Mbps, navego a la misma velocidad con Simyo pero consumiendo más de 1 GB. A simple vista compensa, pero hay sorpresas. La tarificación de Simyo es por bloques, de hecho, por bloques de 256 KB, esto quiere decir que si te conectas 10 segundos y consumes 1 KB, Simyo cuenta que has consumido 256 KB. Y aquí es donde tenemos el problema.

La mayoría de los móviles más actuales, están 24 horas conectados, haciendo comprobaciones constantes de correo, actualizaciones en Facebook, Twitter y demás. Estas pequeñas conexiones gastan muy poco tráfico pero lo hacen muchas veces, es decir, muchos bloques. Para superar los 500 MB basta con consumir 2000 bloques al mes, esto son unos 67 al día, casi 3 conexiones por hora.

Si pensamos que solo las comprobaciones de email son contasntes ya superamos las 3 conexiones por hora (y mucho), y aunque contasemos solo actualizaciones de otras aplicaciones cada 15 minutos, tenemos ya 4 conexiones por hora. En definitiva, se nos van los 500 MB en un suspiro y solo con conexiones de comprobación, si además añadimos vídeos de YouTube o fotos de Elsa Pataky, aunque nuestro consumo real no superaría los 500 MB, el consumo por bloques sería de incluso varios gigas.

Conclusión: Para un uso de conexión total a Internet desde el móvil con correo electrónico al instante y actualizaciones periódicas de otras aplicaciones, aconsejaría una tarifa plana de datos, es más injusta pero no te llevas sorpresas. Si el uso que le vas a dar es puntual como buscar la dirección de un restaurante o ver un dato concreto de algo, y todo lo demás lo miras desde casa o desde el trabajo en tu PC habitual o con conexión WiFi, entonces puede que no merezca la pena pagar esos 12 € cuando por 4 o 5 lo puedes apañar con una tarificación por bloques.



Comentarios

ahhhmigo ahora entiendo…

nadie regala nada amigo…

Pero todo esto sería para gente que tiene el teléfono con 3g siempre activo, y consumiendo datos, si tienes una aplicación que bloquee las conexiones y se conecte SOLO cuándo tu lo solicites, aunque fuera por bloques saldria bien, siempre que controláramos no conectarnos más de…. 67veces/bloques al día si no lo tengo mal entendido¿?

Gracias.

Referencias

[…] El resto de la tarifa es lo habitual: 15 cent. de establecimiento de llamada, 9 cent. cada SMS, 29 cent. los MMS y 15 cent. los SMS internacionales. Respecto a los 300 MB de Internet gratis, parece ser que son reales, es decir, no se tarifican por bloques sino por tráfico real, lo cual es realmente muy bueno ya que posiblemente no necesites más tráfico en un mes de uso normal. Además ya sabemos los problemas que tiene la tarificación por bloques. […]

[…] os hablé del problema que supone la tarificación por bloques en el consumo de datos móvil. Y esa va a ser la piedra angular sobre la que basar esta comparativa […]

Deja tu comentario

(requuerido)

(requerido)