Primer contacto con el Nokia N8



A nadie le sorprende ya que digamos que Nokia ha perdido la batalla por los smartphone. Sea donde sea que miremos, iPhone y Android dominan el mercado de los teléfonos más avanzados, en parte por la lentitud de Nokia a la hora de encontrar un dispositivo que pueda competir, y en parte, porque los intentos han sido bastante lamentables. Por eso, porque Nokia quiere seguir en lo más alto, están preparando el Nokia N8 como el súper teléfono perfecto.

Hardware

Este es el punto fuerte de Nokia desde sus inicios hasta hoy. Solamente con sujetar el Nokia N8 ya vemos su robustez, se deja notar que es un teléfono bien hecho. Pero veamos que lleva:

Tiene buena pinta, sin duda. Pero vamos a desglosar un poco más cada punto.

Procesador

Respecto al procesador hay que detallar un par de cosas. La primera, es que es bastante inferior a la competencia que ya se posicionan en 1 GHz como mínimo. La segunda, es que esto es así porque todo lo relacionado con el procesamiento gráfico lo hace con un segundo procesador dedicado a ello. De esta manera, Nokia segura que el teléfono será tan rápido como un Snapdragon, por ejemplo. En definitiva, tenemos un teléfono «Dual Core», ya veremos como funciona la versión final.

Memoria RAM

Ahora hablemos de la RAM. Aquí, por mucho que diga Nokia, se han columpiado. Insisten en que Symbian^3 garantiza una gestión de memoria excelente, pero sabiendo que disponemos de una multitarea real (con un nuevo visor de aplicaciones abiertas con instantáneas en tiempo real), esos 256 MB se nos antojan escasos en tanto en cuanto los smartphone más punteros del mercado no bajan de los 512 MB.

Symbian^3

A pesar de haber probado una versión beta del Nokia N8, ya se puede intuir lo que va a pasar. Symbian^3 es sin duda una mejora considerable en cuanto a rendimiento, fluidez y respuesta. Empieza a parecerse a un sistema operativo digno de un smartphone de última generación, y la pantalla, por fin, multitáctil capacitiva, ayuda mucho.

Sin embargo, y a pesar de las múltiples mejoras, sigue pareciéndose a un Symbian S60. Los menús, la manera de manejar las cosas es muy parecida, no es revolucionario en ese sentido. Algo que los fieles a Nokia agradecerán, pero que no servirá para captar a los usuarios de iPhone o Android. En cualquier caso, han puesto widgets (que ya existían) en sus 3 escritorios y menús contextuales al mantener presionado el dedo en la pantalla.

Y hablando de widgets, nos facilitan de forma clara la integración con redes sociales y cuentas de correo. Sobre lo primero hay que decir que sincroniza tus contactos con Facebook y Twitter sin problemas, además de poder compartir todo tu material. Nada que no haga la competencia.

Cámara

He aquí el punto más fuerte del Nokia N8. Desde hace muchísimos años, Nokia ha venido montando cámaras excelentes en sus teléfonos de gama alta. Ópticas Carl Zeiss de lo mejorcito, con 5 mpx, autofocus, etc. Pero esta vez ha querido dar un golpe sobre la mesa con esos 12 mpx que rompen con todo. Pero como no todo en esta vida son megapíxeles, han querido, además, darle un punto de calidad a esos 12 millones de píxeles.

¿Cómo? Pues aumentando el tamaño de cada uno de ellos un 47%. En lo que una cámara compacta digital, sus píxeles suelen medir 154 micras, los del Nokia N8 son de 175 micras, por lo que el área de captura de luz es de un 30% más. Sí, sé lo que estás pensando: entonces ¿es mejor que una cámara digital? Sí. Las pocas pruebas que pude hacer así lo demuestran. Todo ello acompañado por los clásicos controles de blancos, ISO, etc.

También cabe destacar el flash. En vista de que la gente se seguía quejando del doble flash LED, por muy bueno que fuera y por mucho que sirviera para grabar vídeos en la oscuridad, ahora han optado, como ya hicieran con el N82, por un flash de xenon a la altura de cualquier cámara compacta. Acelerando también la velocidad de disparo, conseguimos una experiencia fotográfica increíble.

Y para terminar con el repaso de la cámara, vamos a poder grabar vídeo en 720p a 30fps que, aunque ya parece algo básico en cualquier terminal avanzado, sigue siendo una auténtica delicia poder tener vídeos de tal calidad en un teléfono móvil, ya que la mayoría de cámaras digitales no lo consiguen. Si encima le añadimos el Active Hyperfocal Distance (enfoque automático dependiendo de la distancia de lo que estamos grabando), tenemos una videocámara muy interesante.

Sonido

Si estás harto de que los niñatos del metro te torturen con su música a toda pastilla por culpa del Nokia 5800 XpressMusic, tiembla, porque el Nokia N8 suena incluso mejor y más fuerte. Pero es que si tenemos un sistema Dolby 5.1 al que poder enchufarlo, se convierte en un home cinema de verdad, nada de sonido simulado, 5.1 real como pudimos comprobar en vivo y en directo, una gozada.

Con respecto al sonido en las llamadas, el N8 posee 2 micrófonos por lo que conseguimos un sonido estéreo y cancelación de ruido tanto en llamadas como en grabación de audio. Poco más se le puede pedir en este aspecto. Posiblemente sea el teléfono con mejor sonido del mercado.

Pantalla

El mercado demandaba pantallas táctiles, y Nokia hizo la suya. El mercado demandaba pantallas táctiles capacitivas, y Nokia hizo la suya (con el Nokia X6). El mercado demandaba pantallas multitáctiles capacitivas, y Nokia ha hecho la suya con el Nokia N8. El sistema ya famoso de pellizco para hacer zoom funciona a la perfección tanto en web como en fotos, además el desplazamiento por galerías y menús detecta perfectamente la fuerza con que la empujamos para aumentar la velocidad de movimiento. Pocas pegas se le pueden sacar a la pantalla de 3.5″ nHD.

Batería

Cualquier teléfono de última generación con multitarea, pantalla gigante y con mucho brillo, cámara potente, etc., se ve abocado a un consumo de batería brutal. Sin embargo, en el Nokia N8 no han puesto una batería gigante, simplemente la misma que el N97 mini y, aun así, aseguran que dura el doble. Esto es así gracias a la nueva gestión que hace Symbian^3 del consumo, así como de la RAM. En cualquier caso, esto habrá que probarlo con el terminal real. Por cierto, para retirarla, hace falta quitar dos tornillos, se acabó eso de reiniciar el teléfono a lo bestia, ahora habrá que mantener pulsado el botón de apagado durante 7 segundos para ello.

Puertos y memoria externa

Otro de los grandes alicientes del N8 es su puerto de salida HDMI con el que podremos disfrutar de los vídeos grabados en 720p del propio teléfono en una pantalla gigante con calidad de alta definición nativa. Además posee un puerto microUSB para la famosa funcionalidad USB on the GO, que nos sirve para enganchar cualquier pendrive o disco duro externo (siempre en formato FAT32) y lo reconoce como si de un PC se tratase. De este modo, además de los 16 GB de memoria interna y la posibilidad de ponerle microSD, tendríamos un almacenamiento casi ilimitado.

Reproductor

Visualmente ha cambiado mucho. Ya no es el clásico de Nokia sino que se parece más al de un ordenador cualquiera, con funcionalidades propias y el bonito efecto CoverFlow que Apple puso de moda. La fluidez de esta característica es impresionante y se adapta perfectamente a la fuerza con que lo presiones.

Navegador web

El mismo de siempre, basado en Webkit (como Google Chrome o Safari). Y de hecho, al ser el mismo de siempre tenemos los problemas de siempre, y es que hagas lo que hagas, tienes que ir al menú para ello. Ya sea recargar una página, volver atrás o ver un marcador. Mejorable pero aceptable.

Pegas

Muy poco se puede rasgar de un terminal beta, pero el mayor problema que le sigo viendo a este Nokia N8 es en cuestión de software. A pesar de tener la navegación GPS totalmente gratuita y alojada en el teléfono (sin necesidad de conexión a Interet para nada) de por vida, y alguna que otra peculiaridad, en general, los desarrolladores se centran en iOS y Android, por lo que la Ovi Store se queda un poco pobre, a pesar de tener Qt integrado. Al fin y al cabo, un smartphone son sus aplicaciones, nos guste o no, y en eso de momento Nokia sigue sin competir.

Y sólo un detalle más. El teclado QWERTY en pantalla es bastante bueno, rápido, fluido, preciso… pero se echa en falta poder utilizarlo en vertical. Parece una tontería, pero para utilizar el teclado QWERTY necesitas utilizar las dos manos, mientras que iPhone y Android no. Si mantienes el Nokia N8 en vertical, sólo podrás escribir con el teclado alfanumérico de toda la vida, cosa que la competencia no tiene, por cierto.

Resumen

Puede competir. La cámara es espectacular, realmente muy buena. Las fotos que pude hacer demuestran que puede sustituir a una cámara compacta sin ningún tipo de problema. Sujetas el teléfono y ya sabes que es bueno, que no se va a romper cuando se caiga. La pantalla multitáctil capacitiva es fabulosa, da gusto tocarla. Si finalmente cuesta los 500 euros que se presupone, puede ser una compra muy interesantes para después de verano. El sistema operativo es el que sigue haciéndome dudar.

Para quien quiera un teléfono robusto y un sustituto de su cámara de fotos, es perfecto.



Comentarios

necesito saber de cuanto es la bateria de este nokia N 8 ,si es de 1500 Ah1 graciasssss

veo muy perfecto este telefono me gustaria saber precio y distribuidor en ecuador

Referencias

[…] Fuente: Primer contacto con el Nokia N8 […]

[…] de 8 mpx y LG no iba a ser menos. Las fotos son buenas, sin lugar a dudas, no son los 12 mpx del Nokia N8, pero cumple. El vídeo a 1080p es una gozada. Quizá se eche en falta un flash algo mejor que un […]

Deja tu comentario

(requuerido)

(requerido)