La excusa de Apple: los demás también fallan



Quise esperar a la keynote oficial de Apple para hacer mi juicio sobre el tema de la pérdida de cobertura del iPhone 4, porque ni terminaba de creérmelo ni pensaba que fuera para tanto, pero me equivocaba. Ahora sí puedo decir que es la mayor metedura de pata de Apple en los últimos años. Y no ya sólo por el hecho nefasto de no poder coger el teléfono con la mano izquierda, sino más todavía por la excusa de Apple: «los demás también fallan».

No Steve, las cosas no funcionan así, no puedes justificar un fallo tuyo mostrando los fallos de los demás, pero más grave es todavía cuando en vez de defenderse y dar soluciones reales al problema, que no lo ha hecho, acusa a la competencia de errores que no son reales, o al menos no tanto como los de la propia Apple. Yo, personalmente, he probado a coger el Nexus One de mil millones de formas diferentes y en ningún caso he perdido ni una ralla de cobertura. Lo mismo con varios Nokia como el N95 o el N97 mini.

Pruebas hay por Internet a raudales, de HTC, de Motorola, de Nokia… y en ningún caso pierdes la cobertura poniendo un dedo en el lateral del teléfono, como sí hemos visto que pasa con el iPhone 4. Pero más allá de todas estas pruebas que podemos creer o no, yo os invito a que lo hagáis con vuestros teléfonos, da igual si es de última generación o no tiene ni pantalla a color, yo os aseguro que no pierde cobertura.

Sin embargo, lo que me ha cabreado de verdad, como ya he dicho, es que Apple ni siquiera pretenda buscar soluciones, es el colmo. Se preocupan más por el tono de blanco del terminal, para que sea igual que el cargador (de esto vienen los retrasos… y más habrá), que de solucionar lo realmente importante que es el día a día del teléfono: la cobertura.

Si mi madre cogiera a Steve Jobs por banda le diría: ¿Y si la competencia se tira por un puente tú también te tiras? Me parece que la fachada de calidad y exclusividad que pretende vender Apple ha quedado reducida a escombros con algo tan simple como la colocación de la antena del teléfono. Ahora bien, dar una rueda de prensa oficial solo para hablar del problema, da una idea de la magnitud del mismo. No es banal, no es puntual, es grave de verdad.

Por cierto, uno de los puntos sobre los que se basa Apple para quitarle hierro al asunto es que solo han tenido un 0.55% de quejas oficiales por el iPhone 4. Parece un dato bueno, pero HTC, ofendida por los ataques que Steve Jobs hizo hacía su Droid Eris en la keynote, ha dado a conocer sus datos de quejas de dicho terminal y se sitúan en un 0.016%, es decir, 34 veces menos. O para que quede más claro, las quejas formales a HTC son un 3% de las quejas a Apple. Igual ese 0.55 no es tan buen dato al fin y al cabo.

Lo peor de todo es que la gente seguirá pensando que Steve Jobs es dios y todo lo que dice es cierto… y venderá millones y millones de iPhone 4. A partir de hoy, todos los teléfonos tienen pérdida de cobertura en función de si los coges con una mano o con otra. Otro gran descubrimiento de Apple que nos ha abierto los ojos porque, que yo sepa, esto no se había oído nunca antes.



Comentarios
Referencias

[…] al iPhone 4 al cogerlo con la mano izquierda, y el desvanecimiento del boom mediático a pesar del ataque de Apple a la competencia, ahora Steve Jobs afronta un nuevo reto, quizá más sencillo de silenciar pero más peligroso en […]

Deja tu comentario

(requuerido)

(requerido)